CUIDA TU CUERPO

La Web de la Junta de Vecinos Nº 21 de Lo Prado en Santiago de Chile

VOLVER     CUIDA TU CUERPO.   TIENE QUE DURAR TODA LA VIDA
 

El cuerpo humano no dura eternamente.  Su vida depende de como lo tratemos.  Necesita cuidados, necesita atención y, en alguna ocasión, también de asistencia.  Cuando mayores sean los cuidados diarios que le proporcionemos, más tiempo y en mejor estado se encontrará. 

Aquí van algunas recomendaciones:

 

Los medicamentos

 

Tener siempre presente que los medicamentos son preparaciones bio-químicas destinadas a tener un determinado efecto terapéutico, ello no descarta que puedan tener efectos no deseados, denominados efectos secundarios.

La mayoría de los medicamentos que se ingieren deben ser consumidos con agua y sin ser masticados previamente, salvo que el producto específicamente indique otra cosa. Para ello, usted deberá seguir fielmente las indicaciones del médico que se lo recetó y también, leer detenidamente las instrucciones que el propio medicamento trae.

Dentro de los medicamentos existen los denominados medicamentos genéricos y los de marca. Los genéricos no llevan nombres de fantasía (marca) y son de menor valor en general. Sus resultados deben ser los mismos que los llamados medicamentos de marca.                                     

Los medicamentos de marca hacen alusión directa al fabricante o a un nombre de producto determinado como si esto fuera señal de mejor calidad, lo que es dudoso, ya que los productos de marca tienen exactamente la misma composición química que los genéricos.

Ejemplos:         Genérico                                  Marca   

                      paracetamol 500 mg                  Zolben

                     ácido acetilsalicílico                     Aspirina, dominal, mejoral

  Recuerde que lo medicamentos son tratamientos específicos determinados por un medico en función de un diagnóstico clínico que éste hace de un paciente determinado, por lo tanto, un medicamento que funcionó muy bien con una persona, vaya a funcionar de la misma manera con otra. No recomiende medicamentos ni se automedique. No haga caso de la publicidad de medicamentos, y no olvidar nunca que el propósito  de un fabricante de medicamentos no es la salud de los enfermos sino la obtención de utilidades económicas.

Ir al principio
 
El alcohol

Alcohol y buena salud no van juntos. El alcohol en pequeñas cantidades (un vaso de 300 cc máximo al día durante el almuerzo) no causan daño en una persona sana. Es más, se dice que los taninos existentes en el vino tinto, causarían un efecto beneficioso en el sistema cardiovascular.

Sin embargo, es el exceso de alcohol, ya sea por consumo permanente (dependencia) o por consumo exagerado, lo que provoca graves alteraciones a la salud. Principalmente, se deteriorarán las aptitudes físicas y psicológicas, se reducirá severamente la capacidad de reacción y disminuirá el rendimiento en cualquier actividad.

Las consecuencias del abuso del alcohol conlleva accidentes, alteraciones hepáticas, cardiovasculares, e incluso, cierto tipo de cáncer.

Si usted conduce vehículo, tiene que tener presente que un solo vaso de vino es suficiente para alterar su capacidad de reacción ante un determinado evento y ser usted el causante de más de algún accidente, aún cuando usted se sienta en perfectas condiciones.

Si por alguna razón a usted le toca acompañar a un automovilista que bebe, es aconsejable hacer que conduzca otra persona que no haya bebido o bien, simplemente, movilizarse en locomoción colectiva o taxi.

Ir al Principio

 

El tabaco y la buena salud

La salud y el tabaco son incompatibles. Recuerde que en el tabaco está el origen de muchas enfermedades. Si aún así usted fuma, siempre trate de hacerlo lo menos posible y nunca olvide que usted no tiene derecho a obligar a las personas que no fuman a aspirar su humo.

Por ello, evite fumar en lugares cerrados. Y nunca fume en habitaciones donde hay niños.

Ir al principio

 

Las grasas, el deporte y la vida sana

Consuma preferentemente pescado, pollo, verduras, legumbres y frutas.

Recuerde usted que no hay dietas milagrosas ni remedios mágicos. Sin embargo, el secreto de una buena alimentación está en la variedad, el equilibrio y la moderación.

El deporte es salud. Aproveche su tiempo libre para practicar algún deporte de acuerdo a sus capacidades.  Caminar, trotar o correr, andar en bicicleta, nadar causarán un efecto no sólo de bienestar físico sino de tranquilidad mental.

Ir al principio

 

Los productos "naturales" versus medicina natural

Sin duda que existe una gran oferta de productos con facultades terapéuticas "mágicas": cápsulas, pulseras, talismanes, etc.

En particular, los elementos destinados a terminar supuestamente con la obesidad y a la reducción del peso.

Se hace un marcado énfasis en que, siendo naturales, son inofensivos. Aquí es necesario llamar la atención en lo peligroso de tal afirmación. Muchas personas se encuentran privadas de consumir muchos productos naturales porque causan efectos negativos en su salud, mucho más de lo que usted está pensando: a algunas personas les caen mal ciertos alimentos, la coliflor, el repollo, el ajo, los condimentos, el ají, y un largo etcétera.

Todos los productos para tener un determinado efecto en el estado de salud de una persona deben tener asociadas ciertas facultades terapéuticas, y con ello, uno que otro efecto secundario. Deben ser consumidos en determinadas maneras y dosificaciones.

Este es un llamado de atención, hacia aquellos productos profusamente vendidos como "productos naturales sin facultades terapéuticas ni efectos secundarios" y que además curan desde un cefalea hasta la reducción en el peso pasando por efectos que potencian la memoria.

La medicina natural es otra cosa. De origen milenario y ancestral cada vez más adquiere presencia en los laboratorios, hospitales y facultades universitarias.

Esa sabiduría natural que viene de la Madre Tierra misma cada vez se valida más, la cataplasma, la infusión, el té de hierbas, etc. tienen un tremendo peso en la medicina preventiva y curativa ambulatoria y su base científica objetiva cada vez se demuestra más y más.

Nada tiene que ver con vender pulseritas con poderes y ni collares mágicos.

Ir al principio